emplazamiento publicitario

Noticias, curiosidades y opiniones sobre el mundo de la publicidad y las RRPP


Deja un comentario

¿TV en peligro de extinción?

Cuando salieron al mercado los televisores de plasma, rápidamente bajaron los precios y apareció la pantalla de LCD y LED. La tecnología cambió el mobiliario y estética de los salones de nuestras casas. Menos mal.

tv

 

Quizás ya se esperaba que Internet y los nuevos dispositivos que salieran en el futuro compitiesen por las horas de ocio de los consumidores. ¿Por eso cada vez los televisores mejoran en cuanto a prestaciones y bajo precio? ¿Qué hay detrás de esta industria? ¿Teorías de la conspiración?. Preguntas al aire.

 ¿Terminará siendo la televisión un refugio para ancianos?, y no lo digo por alguna que otra presentadora.  El televisor como herramienta o medio para ver, interactuar, jugar… sigue teniendo peso en la vida de nuestra sociedad. Pero, ¿Menos que antes?.

Con la tecnología que tenemos actualmente y la que vendrá, los días de estar en casa sentados en un sofá llegarán a su fin. Teniendo la posibilidad de estar fuera con la última tecnología en comunicación y entretenimiento, ¿para qué estar encerrado en cuatro paredes?

Según  un estudio de trendScore 2S en 2013 sobre tendencias de la inversión en marketing y medios, redes sociales, display y SEM, siguen liderando el Top 3 de medios-acciones por los que los anunciantes están apostando.

 

inversion-publicitaria-TV-Internet-ReasonWhy.es_

Digital volverá a ser el motor de crecimiento de la inversión en 2014, con un incremento promedio de +3%.

Recientemente han salido datos confirmando que en EEUU la inversión publicitaria en Internet ya ha superado a la Televisión en abierto.

 

Con los ordenadores y tablets, los contenidos de internet van más rápidos que los de la tv. Podemos ver las temporadas que se estrenarán e incluso series que no llegarán a emitirse en nuestro país. Futbol, cine, ver programas de hace años…

Según GlobalWebIndex, la tablet se usa ahora casi dos veces más que el año pasado para ver televisión bajo demanda y contenidos en internet. 

slide-8-1024

 

Según IAB Spain la inversión en publicidad digital en 2013 ha sido de 878.4 millones de euros.

La inversión en Mobile aumenta un 47,4% alcanzando los 39,9M€. La previsión de crecimiento de Mobile está en torno al 40%.  El vídeo seguirá siendo el gran protagonista en 2014.

smartphones-emarketerviewer

 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) señalaba que el negocio de la televisión de pago en España cerró 2013 con un 7% menos de suscriptores que el año anterior.

Todos los operadores han experimentado un retroceso en el número de clientes durante 2013: Canal+ cierra 2013 con 84.613 abonados menosONO 82.713 menosTelefónica  36.753 menosGol Televisión 53.068 menos respecto a 2012.

La televisión facturó por anuncios, en el cuarto trimestre de 2013, 15 millones de euros menos respecto a los 436,90 millones que se registraron en el mismo periodo de 2012. Parece que los grandes eventos deportivos como el fútbol son el bálsamo que alivia los dolores de los programadores de la caja tonta. Perdón, ahora ya es inteligente, smart TV.

tv_futbol01_0_0

¿La televisión está muriendo? Por lo menos en horas bajas parece que sí está, acentuado por los inminentes cierres de canales, del engaño de la TDT, y la calidad de los contenidos.


Deja un comentario

Aquellos maravillosos anuncios

helicoptero_de_tulipan_310x230

¿Quién no se acuerda de aquel helicóptero que llegaba a un polideportivo en el que las madres acudían en masa, junto a sus retoños, para dar testimonio de las bondades de merendar grasas saturadas?.

Anuncios de nuestra infancia. Piezas publicitarias básicas pero efectivas de marcas o productos que, algunos ya no existen, pero no podemos olvidar.

 

 ¿Cuál es la fórmula del éxito?

 

“Te falta Tefal”, “Póntelo, pónselo”, “El algodón no engaña”, “Tú el Pronto y yo el paño. Eslóganes llenos de historia y recuerdos que encierran una parte de nuestras vidas.

 

Spots que marcaron una época con ansias de libertad y aperturismo. Mítico es aquel anuncio del desodorante “Fa” en el que una moza, cuidadosamente “asalvajada”, retozaba con un delfín, corría feliz y desnuda por una exótica playa tropical.

Cola Cao marcó la infancia de varias generaciones con su pegadiza canción. Fórmula que les hizo cosechar grandes resultados y convertirse en nombre genérico. Otra gran canción publicitaria de éxito fue la de “Conguitos”. ¿Quién no recuerda a Tina Turner y Steve Wonder  dando vida a unos conguitos requetebién, vestidos de chocolate con cuerpo de cacahué?

00Publi a Pulgarcito 020

Uno de los anuncios que más impacto causó en mi infancia fue el de Camp. Manuel Luque, el director de la compañía,  invitando a nuestras madres a buscar, comparar entre otras marcas de detergentes y comprar. ¿Cómo incitaba a probar entre otras marcas? Qué seguridad en sus productos. Eso si era hacer branding. Luque, contaba por aquella época con el apoyo de Alaska y Dinarama haciendo campaña por su bote de Colón.

 

 

Bic naranja escribe fino, Bic cristal escribe normal, dos escrituras a elegir Bic, Bic, Bic”. La concisión como fórmula del éxito. 30 años después aún se recuerda el texto del spot y se emplea en conversaciones.

Ahora se habla mucho sobre redes sociales y cómo hacer que los consumidores interactúen con las marcas. Volviendo la vista atrás, ya interactuábamos rellenando álbumes con tapas de yogures de Danone o Yoplait.  Empleábamos los envases para comunicarnos o plantar lentejas y garbanzos con un algodón. De los yogures se aprovechaba todo, igual que del cerdo.

Algo parecido ocurría con Nocilla. ¿Qué hogar español no aprovechaba los vasos de cristal para uso diario o comía con aquellos cubiertos de mango de plástico?.

VASO NOCILLA

 

Los maravillosos años 80 hicieron visible la menstruación. Evax, Ausonia, Saldeva. Éramos felices cantando la canción de Filvit champú para piojos, llevando Mercromina en nuestras rodillas, imitando al protagonista de Vicks Vaporud o cantando la canción de Micebrina, “siempre al día”.

mercromina-2

Branding. Las marcas nos aportaban todo lo necesario para el día a día, además de felicidad. La fidelidad con ellas no se discutía. Las marcas eran buenas sin más. “Eficacia probada”.

 Antes había menos soportes publicitarios, menos medios en los que anunciar las bondades de los productos. La falta de emplazamiento publicitario no restaba eficacia a las campañas. Dos canales de televisión, quizás, aseguraban mayores resultados junto con la falta de diversidad y oferta de ocio en el hogar. La televisión era la reina de la casa.

Ahora con Internet y el abanico de contenidos que ofrece, parece que mantener un recuerdo  entrañable de la publicidad en televisión es más complicado que ver a  Freddy Krueger vendiendo cremas de Avon.

Según diversos informes, el 54% de las personas que ve la televisión (+16 -65) lo hace mientras navega por Internet con algún tipo dispositivo. En EEUU la inversión publicitaria en Internet ya ha superado a la de la televisión en abierto.

Está claro que la forma de ver la televisión está cambiando, junto a la forma de consumir ocio. ¿De qué anuncios hablaremos dentro de 30 años?

La tele ya no es la reina de la casa, aunque Lorenzo Lamas siempre será “el rey de las camas”.

 

 


Deja un comentario

La promiscuidad de los seguidores de marcas en las redes sociales

Constantemente las marcas nos invaden, quieren que hablemos de ellas, que las sigamos en las redes sociales, que seamos sus fans para crear relaciones. Pero eso a la gente no le gusta.

No me gusta-Facebook-by-00Melvin

Martin Weigel dice que a los consumidores no les importan las marcas. Según un estudio de Nielsen de 2012, el 92% de los consumidores en el mundo confían en el “boca a oreja” y en las recomendaciones de amigos y familia, aunque hay ya un 70% que confían en la publicidad online. Esto explica que el poder de prescripción de las opiniones de otros consumidores en la red continúe creciendo, colocándose ya como el segundo canal en el que más confían.

 

Y es que la gente interactúa entre ellos en las redes sociales, pero no con las marcas. La gente no suele saber ni les interesa nada sobre las marcas que consumen. Según Nielsen, el 5% de los seguidores de una marca hablan de ella pero no están comprometidos. Los fans y seguidores no son los que luego las compran. Las relaciones con las marcas son muy débiles y prima la promiscuidad comercial.

slide-3-1024

¿Qué hacen mal las marcas?

Realmente una marca no es un amigo con el que te irías a tomar una caña o un chocolate. Ellas quieren sacar dinero. Y  esa es su misión final que nadie cuestiona. Quizás la frialdad en el trato  sea uno de los problemas de fidelidad. No casa bien el número de seguidores de las redes sociales con la percepción de la marca y el consumo que tienen las personas.

Mis amigos no me hablan por las redes sociales para contarme lo felices que son comprando una marca de pasta, pero sí me mandan una foto de los macarrones boloñesa que se van a comer.

Los fans o seguidores no son el medio para conseguir mayor volumen de negocio. De hecho según Nielsen son estos los que menos compran las marcas que siguen. Los consumidores que realmente compran son los que no tienen ninguna vinculación con las marcas.

La gente es pasiva por naturaleza: no participa en acciones. Un estudio revelaba que en un año en el Reino Unido la gente pasaba al año 182 millones de horas conectada a Facebook, Twitter y Linkedin. Pues esto no es nada frente a los 64 billones de horas que pasaba la gente frente a la televisión.

slide-49-638

Las marcas buscan aquellas estrategias publicitarias más efectivas como mensajes multimedia que impactan en determinadas audiencias según las diferentes plataformas.

Aunque la publicidad en TV continúa siendo primordial para conectar con la audiencia por su gran alcance, si se compara con otros medios, los consumidores de todo el mundo confían mayoritariamente en las recomendaciones de sus amigos y las opiniones de los internautas. Pero no de las marcas.

Lo cierto es que Twitter es una red social amiga de la tele y se usa para comentar los programas que se están viendo en directo y destriparlos.

slide-4-1024 slide-8-1024

Lo importante no es la gente que sigue a una marca, lo importante es la gente que compra regularmente esa marca. La lealtad está en la caja registradora y en los balances económicos. Las relaciones con los consumidores son mercantiles, no sociales. Quizás, también haya que buscar nuevas uniones con los consumidores para alcanzar una alta fidelidad y que la transmitan a su entorno.

Las marcas están al margen de la vida de las personas. No captan la vida real, el día a día. Crean mundos perfectos e imaginarios. Un ‘Mundo ideal’ como decía la canción de Disney.

Para crear auténticas relaciones, y productivas, con los consumidores, las marcas deberían hacer cosas interesantes para la gente. Dar más al consumidor  de lo que este espera y olvidarse de la marca.

El consumidor compra los productos cotidianos sin preocuparse de la marca que es. Compran el contenido. Como decía antes, la gente interactúa por las redes sociales y difunde contenidos como vídeos o fotos de su relación con los productos, y en menor medida de las marcas. Todos hemos puesto fotos en Twitter o Instagram de alimentos, pero no hablamos de la marca ni interactuamos con ella para decir lo maravilloso de su producto, sólo mostramos al mundo una parte de un instante de nuestra vida.